Toyota Material Handling Europe ha incorporado la conectividad como una característica estándar en toda su gama de carretillas de interior. Esto supone que dichas carretillas de interior serán ‘carretillas inteligentes’ o ‘Smart-Trucks’, es decir están equipadas con la tecnología necesaria para transmitir información sobre la actividad y datos de diagnóstico. Todo ello se almacena automáticamente en una base de datos y permite así que el fabricante y sus clientes puedan trabajar con estos datos.

Para los clientes significa que pueden medir con precisión el trabajo que realiza las carretillas y tener una comprensión clara del desarrollo del proceso, así como de la gestión de impactos y la eficiencia en áreas clave como la gestión de la batería. El objetivo es maximizar la utilización y, por lo tanto, eliminar pérdidas asociadas a carretillas paradas, y asimismo tomar medidas para reducir incidencias y costes adicionales añadidos.

Los clientes que contraten este servicio tendrán acceso a los informes estructurados, que están disponibles a través del portal de Toyota I_Site y a través de aplicaciones móviles asociadas. Además, no hay costes de hardware. Incluso aquellos clientes que decidan suscribirse, podrán acceder a los datos básico sin coste alguno.

Además, el fabricante utilizará los datos recogidos para desarrollar e introducir nuevas mejoras, como el mantenimiento predictivo, basado en horas de funcionamiento reales, y programas de alquiler hechos a medida, en función de la utilización de las máquinas.

Todos los pedidos recibidos desde primeros de octubre de este año se incluirán en la programación, y las primeras entregas están previstas antes de finales de noviembre.