Toyota ha decidido impulsar su línea de vehículos comerciales, integrada en la actualidad por los todo terreno Lancruiser, referente del mercado 4×4 desde hace 47 años, y Hilux, presente en el mercado desde hace 50 años y líder en España del segmento en los últimos 10 años, además de la furgoneta Proace, en versión Van para el transporte de mercancías y Shuttle, para el transporte de pasajeros.

Con el objetivo de alcanzar una cuota del 6% en el segmento para 2019, ha diseñado en una estrategia basada en el programa «Toyota se adapta», por la que se ofrece la posibilidad de tener unidades Proace carrozadas de acuerdo «con las necesidades de movilidad de los clientes«.

Para ello ha establecido unos acuerdos de colaboración con una serie de carroceros, de forma que a la hora de realizar el pedido, directamente en la web de Toyota se podrá elegir entre las diferentes opciones de carrocería.

Se pretende con ello, simplificar y acortar el plazo de disponibilidad de una unidad carrozada que cuenta con homologación tipo, lista para su matriculación. Además estas unidades, que ya están disponibles, cuentan con una garantía de tres años para el conjunto, tanto en lo relativo al vehículo como a la carrocería o al equipamiento, como equipos de frío en el caso de unidades frigoríficas.

Los carroceros seleccionados tras un largo proceso de auditorías y de validación, son Carrocerías Sanca, para las unidades con plataforma, Gruau Ibérica para furgones, tanto para carga seca como a temperatura controlada con certificado ATP, Sortimo para el equipamiento de vehículos de asistencia, Carrocerías Mebauto, para unidades para el transporte de productos farmacéuticos y también para las unidades ‘cabina plataforma’ que admiten carrocerías tipo furgón, en una unidad compacta, muy maniobrable y con hasta 1.000 kg de capacidad y 7,7m³ de volumen de carga, indicada para la distribución del canal e-commerce.

También estará disponible la camperización de la Proace, en tres acabados, siendo Tinkervan el carrocero.

toyota-proace-y-hilux-con-diferentes-opciones-de-carrozados

Ampliación de gama

Además de esta nueva línea, a partir de enero estará disponible un Yaris Hibrid Van, para dar respuesta a las nuevas demandas de vehículos para flotas de SAT y similares, que deben llegar a los centros urbanos con accesos restringido, como consecuencia de las nuevas políticas de los ayuntamientos.

Se trata de una adaptación para el mercado español, de un vehículo con categoría N1, separador de carga y 1 m³ de capacidad.

También y como consecuencia del acuerdo alcanzado con PSA, a partir de 2020 estará disponible un comercial compacto derivado de turismo, fabricado en la planta de PSA en Vigo para todo el mercado europeo, que permitirá completar la oferta de vehículos comerciales de Toyota en el mayor segmento de mercado.