Nuevo paso adelante del Ministerio de Trabajo para configurar las relaciones laborales de los trabajadores autónomos que desarrollan su labor en las nuevas plataformas tecnológicas de servicios.

Tras anunciar a primeros de mes el inicio de la tramitación de lo que se denominado ‘Ley Rider’, ahora el Departamento saca el proyecto a información pública.

De esta manera, Trabajo incorporará las aportaciones de diferentes colectivos sociales interesados en este proyecto, con el claro objetivo de que «el uso de las nuevas formas de trabajo no deje de implicar el reconocimiento de unos derechos mínimos asociados a la condición de trabajador por cuenta ajena, sobre la base de que la falta de previsibilidad y transparencia sobre las condiciones de trabajo no puede ser confundida con una supuesta libertad del trabajador en la prestación de su trabajo».

Así mismo, la ley trata de proporcionar una regulación suficiente que de respuestas adecuadas al fenómeno «aclarando las notas de laboralidad y distinguiendo lo accesorio o instrumental -el uso de los medios tecnológicos- de lo esencial -la existencia de auténticas relaciones subordinadas y dependientes prestadas dentro del círculo rector y organizativo de la empresa-«.

Para ello, el proyecto de norma propone lo que Trabajo califica de «solución equilibrada» y que consiste en que «los nuevos modelos de negocio on-line deben estar sometido a las mismas reglas que los modelos de negocio clásico, lo que podríamos denominar como equiparación entre los modelos de producción clásicos o tradicionales y los nuevos modelos tecnológicos o informáticos».