Nuevos peajes aprobados por el gobierno de Aragón

Tradime busca centrarse en la defensa de los autónomos y pequeñas empresas de transporte de Aragón.

Tradime Aragón ha dado un giro de timón a su estrategia asociativa este fin de semana y ha aprobado en asamblea el abandono de Fetransa, así como el inicio de una andadura en solitario sin el abrigo de una organización de ámbito estatal, con el fin de centrarse en la defensa de los transportistas autónomos y de la pequeñas empresas de transporte.

De igual modo, la organización también focalizará su actividad a partir de ahora en «la defensa de sus asociados, liderando la oposición frontal a la competencia desleal de cooperativas y empresas buzón», aunque tampoco renuncia a «poder llegar a acuerdos con organizaciones regionales que tengan como único principio la defensa de la figura del transportista autónomo y de la pequeña empresa de transporte».

Tradime tuvo un importante papel en la creación y afianzamiento de Fetransa entre las principales asociaciones empresariales del sector del transporte de mercancías por carretera, pero con el paso de los años ha ido perdiendo ese carácter de liderazgo dentro del seno de Fetransa en favor de otras organizaciones regionales integradas posteriormente y que cuentan con una mayor peso asociativo.

La organización aragonesa afirma que «el abandono de Fetransa no supone un portazo a las relaciones con esta organización, sino un cambio de estrategia para poder centrarse en la defensa de su más de 700 asociados» y, al mismo tiempo, reclame al Gobierno de Aragón «que mantenga un contacto directo con el sector, de modo que los representantes políticos conozcan en profundidad la realidad del transporte por carretera para poder representar y defender los intereses del sector del transporte aragonés, no solo en la Comunidad, sino también ante el Gobierno de España».