Transporte por carretera en Zaragoza

Para la asociación, el impuesto supondría una «pérdida de competitividad al transporte aragonés».

La Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón, Tradime, ha expresado su “rechazo más absoluto” ante una posible implantación en la Comunidad de un impuesto a los hidrocarburos.

En estos términos se manifiesta el presidente de la entidad, Santiago López-Montenegro, tras conocer que la Dirección General de Tributos de la DGA está trabajando en su redacción y aprobación para principios del año 2016.

En principio, esta tasa en su tramo autonómico podría alcanzar los 2,4 céntimos por litro, teniendo un límite máximo que ascendería hasta los 4,8. Para López-Montenegro, este canon es algo “que se ha quedado obsoleto, y que otras comunidades han eliminado o que están en pleno proceso de reducción”.

A su vez, el máximo representante de la asociación defiende que este impuesto generaría “una pérdida de competitividad al transporte aragonés”. Por otra parte, también insiste en que supondría una merma para la “actividad económica de Aragón, porque las estaciones de servicio disminuirán sus ventas al transporte drásticamente, con la pérdida económica que conlleva para la Comunidad”.

En este sentido, el portavoz de la entidad asegura que “estamos en un momento de mucha dureza competitiva, luchamos contra la globalidad”. Así, asume que “otras empresas que compren su combustible en los territorios sin el impuesto tendrán una ventaja competitiva sobre nosotros”. También insiste que, además de Tradime, otras asociaciones y organizaciones de profesionales del transporte están en contra de esta medida.

Por lo que respecta a la posible devolución de esta tasa al sector del transporte, Tradime considera que “no parece lo más adecuado”. Así, la asociación también recuerda que el reingreso del ‘céntimo sanitario’ todavía está enquistada. “Tenemos sin cobrar una parte de ese impuesto, porque estamos teniendo muchísimos problemas burocráticos”.

Asimismo, López-Montenegro recuerda que la aplicación del denominado ‘céntimo sanitario’ fue considerada ilegal por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el mes de febrero del pasado 2014.