Nuevas medidas de la DGT para controlar la velocidad

La DGT actualiza la ubicación de los radares móviles.

La Dirección General de Tráfico ha actualizado los tramos de carreteras convencionales, especialmente peligrosos, en los que se está intensificando la vigilancia con el objetivo de reducir la siniestralidad en las vías que son de su competencia, que engloban toda España salvo las carreteras del País Vasco y Cataluña.

El listado actualizado de los puntos en los que se sitúan los radares móviles, que se puede consultar en este enlace, incluye un 35% de nuevos tramos identificados con respecto al primer listado llevado a cabo por Tráfico en julio.

Aunque muchos de los tramos registrados en la primera publicación continúan tras la actualización, cabe destacar que otros han sido sustituidos por aquellos en los que la combinación de accidentalidad y exceso de velocidad está más presente.

Esto se debe a que los criterios para la tipificación de estos tramos son el resultado de analizar el número de accidentes graves, con víctimas mortales o heridos que han necesitado hospitalización; el número de accidentes en general y la información de la velocidad media de circulación en esos tramos, razón por la que los tramos podrán ir variando con cada actualización.

En total, la DGT instalará radares móviles en 1.314 tramos identificados, que suponen 25.172 km de carreteras convencionales, con una longitud media de 19 km.