Durante esta semana los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificarán la vigilancia y controles a furgonetas, como parte de una campaña especial de la DGT.

Así pues, esta campaña implicará el establecimiento de puntos de control en las carreteras, sobre todo las convencionales, que son las que mayor índice de siniestralidad registran y en zonas próximas a centros comerciales, polígonos industriales y lugares de carga y descarga.

Los agentes de Tráfico comprobarán la velocidad, la documentación tanto del vehículo como del conductor, la carga transportada, si los conductores conducen con presencia de alcohol y drogas o si se ha pasado la correspondiente ITV.

Los registros de Tráfico indican que el año pasado, las furgonetas estuvieron implicadas en 10.974 accidentes con víctimas en los que fallecieron 209 personas de las cuales, 80 eran ocupantes de furgonetas y 129 ocupantes de otros vehículos o peatones implicados en dichos accidentes.

Al mismo tiempo, las estadísticas oficiales también han registrado un incremento del parque de furgonetas en circulación que se debe en parte al crecimiento del comercio electrónico, ya que si en 2012 se matricularon 54.700 furgonetas, el año pasado se alcanzaron las 124.023 matriculaciones, con lo que el parque llega a los 2,5 millones de furgonetas.

Consecuentemente, la DGT estima que las furgonetas son un tipo de vehículo cada vez más presente en las carreteras y sobre todo en las ciudades para la distribución de última milla.