control de la DGT a furgonetas

Las furgonetas representan el 7% del parque español y están implicadas en el 11% de los accidentes con víctimas.

La Dirección General de Tráfico intensificará hasta el jueves 29 de noviembre la vigilancia y los controles a furgonetas, sobre todo en las vías convencionales y zonas próximas a centros comerciales, polígonos industriales y lugares de carga y descarga.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico, así como el resto de policías autonómicos y locales que se sumen, vigilarán la velocidad, el exceso de peso, los defectos técnicos del vehículo, el estado de los neumáticos, la seguridad de la carga, la documentación, el uso del cinturón, la conducción bajo los efectos del alcohol o drogas, y el uso del móvil, entre otros aspectos.

Dentro de los vehículos ligeros de transporte de mercancías, las furgonetas suponen el número de vehículos mayoritario, con 2,3 millones de unidades que representan el 7% del parque y están implicadas en el 11% de los accidentes con víctimas.

El número de accidentes con furgonetas ha aumentado un 54% entre 2012 y 2017, pasando de 7.217 a 11.150, mientras en autopistas y autovías, ha llegado a duplicarse. El perfil del conductor de furgonetas accidentado es el de un hombre de entre 35 y 45 años, que viaja solo y conduce una furgoneta de más de diez años.

Recomendaciones

El accidente más común ocurre por distracciones y en alcance trasero contra turismo, por no mantener el intervalo de seguridad. Además, al no llevar instalados tacógrafos, es más difícil controlar el número de horas que lleva el conductor al volante, llegando un 10% de los conductores profesionales a realizar jornadas de entre ocho y 12 horas.

Desde la DGT recomiendan adoptar una política de tiempos de conducción y descanso similar a la de los conductores de vehículos pesados. También resulta fundamental un adecuado mantenimiento del vehículo, en especial de los neumáticos, y circular con la ITV pasada.

Por último, Tráfico explica que el conductor debe permanecer atento a los retrovisores y ángulos muertos, así como sujetar y distribuir uniformemente la carga, colocando los objetos de mayor peso sobre la plataforma interior, entre los dos ejes.

En este sentido, un estudio de la Fundación Línea Directa e Intras asegura que el 53% de los conductores profesionales y el 81% de los ocasionales no sabe colocar la carga de forma segura.