transporte de contenedores en el puerto de Valencia

Transcont CV celebra este martes por la tarde una asamblea para ratificar los paros que realizarán los chóferes de la asociación este jueves y viernes en protesta por los constantes problemas que tienen para sacar los contenedores vacíos de las terminales del puerto de  Valencia.

Además, según ha confirmado a cadenadesuministro.es el secretario general de Transcont, Víctor González, es más que probable que se aprueben nuevos paros de la actividad de los socios de cara a la semana que viene «porque los ánimos están muy caldeados», reconoce.

El responsable de Transcont aduce e el «hartazgo» de los transportistas por los contantes problemas que tienen para sacar los contenedores en vacío de las terminales ante la imposibilidad de poder revisarlos y reprocha la actitud de la propia Autoridad Portuaria de Valencia por su pasividad en este asunto. Es más, la asociación reprocha que tres meses después de haber paralizado el puerto de Valencia para denunciar este problema y el de sobrepeso de los contenedores «no se han buscado soluciones como fue el compromiso por parte de Puertos del Estado y de la Autoridad Portuaria de Valencia».

A González le resulta llamativo que tras anunciar Transcont con antelación la prueba piloto que realizó este lunes de entregar a sus clientes los contenedores vacíos tal y cómo los recepcionaran en la terminal, el 80% de los mismos no tuvieran precinto y sólo un 20% sí contara con él, «justamente lo contrario a lo que suele ser habitual«, asegura.

Perjuicio para el transportista

Transcont CV insiste en que  transportar un contenedor vacío sin revisar puede suponer un grave perjuicio para el transportista por dos motivos; en primer lugar, porque les inspeccione el contenedor aduana o la Guardia Civil y resulte que no esté vacío el contenedor o, peor aún, haya en su interior alguna mercancía ilegal, «que puede suponer para el transportista incluso ir  a la cárcel». Por otra parte, si al llevar al cargador el contenedor no está en las condiciones óptimas, éste lo puede rechazar provocando su devolución a la terminal y, en la mayoría de los casos, no poder cobrar el servicio de transporte.

Por ello, los transportistas autónomos insisten en que la única solución posible pasa por obligar a las terminales a entregar los contenedores vacíos revisados y en perfectas garantías acompañado de la documentación necesaria que lo acredita, «dado que el borrador de la Inspección de Trabajo deja claro que nosotros no podemos hacer el trabajo de revisión del contenedor porque no somos técnicos sino conductores«.

Victor González no oculta que esta situación se da por la presión que hacen las navieras propietarias de los contenedores a las terminales para que no permitan que los conductores tan siquiera revisen el contenedor y de esa forma no tener que pagar los movimientos extras que supone el cambio de un contenedor una vez ubicado en la plataforma del camión.

Transcont CV reclama que en el puerto de Valencia se den las circunstancias que había hace tres años y que hoy son habituales en otros puertos que manejan contenedores, como es el caso de Barcelona. De esta forma, cuando el conductor detecte un contenedor en mal estado pueda solicitar su reemplazamiento a la terminal.