El operador Transdina-TSB, especializado en el transporte de paquetería industrial, ha ampliado su flota con 10 semirremolques Guillén DFV, que cuentan con una certificación de seguridad de la carga según la norma EN 12642, código XL.

La empresa, con sede en la localidad barcelonesa de Castellbisbal, ha firmado un contrato de ‘renting full-service’ por un plazo de 60 meses con Next-rent, la compañía de alquiler y renting de vehículos industriales y portuarios del Grupo Guillén.

Los semirremolques están equipados con ejes de freno de disco, sistema EBS Wabco, instalación homologada para ADR y pilotos LED. Se trata de furgones de carga seca con panel Plywood y una altura interior de 2.750 mm, con suelo homologado para un peso de eje de carretilla de 8.100 kg.

Diseñados íntegramente por el departamento de I+D+i del grupo, su estructura presenta un diseño reforzado y al mismo tiempo, disponen de una tara baja. Han sido entregados entre julio y septiembre al operador, para quien Next-rent se ha comprometido a realizar el mantenimiento preventivo, cambio de neumáticos,y gestión y pago de los seguros, el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica y las tasas de la ITV.