Transfesa Logistics ha obtenido la certificación de su sistema de gestión energético según la nueva versión ISO 50.001:2018. La compañía, que cuenta con un sistema de este tipo desde 2016, ha ampliado su alcance a la tracción ferroviaria diésel.

La aplicación de un sistema de gestión energético basado en esta normativa se une a las iniciativas para conseguir un uso sostenible de los recursos asociados a su actividad. En este sentido, cabe destacar que las sedes de Madrid, y Kehl, en Alemania, ya son neutras en carbono con respecto a su consumo eléctrico, pues el suministro es de origen 100% renovable.

Queda de manifiesto de esta manera su apuesta por la sostenibilidad y el compromiso con su entorno, incluso en el contexto actual de excepcionalidad, marcado por la situación de emergencia sanitaria. De hecho, en las instalaciones corporativas de Madrid se han cambiado recientemente luminarias tradicionales por LED, lo que ha supuesto un ahorro energético de 109.125 KWh.

El operador ofrece un servicio muy respetuoso con el medio ambiente, que emite ocho veces menos emisiones contaminantes que el transporte por carretera y nueve veces menos CO2, según los datos de la Rail Freight Forward. Además, está alineado con los objetivos del Pacto Verde Europeo, con el que se busca frenar los efectos del cambio climático.