Transnatur nave de Oyarzun

Se encargará de la expedición de mercancía según las indicaciones del cliente.

A partir de agosto, TransNatur dispondrá de dos almacenes logísticos autorizados como depósito fiscal, situados en la plataforma logística de Valencia y en la localidad guipuzcoana de Oyarzun, que incorporarán un SGA específico y contarán con la última tecnología en radiofrecuencia.

De esta manera, el operador podrá ampliar y completar su oferta para dar un servicio a todos aquellos fabricantes, productores, distribuidores, importadores o exportadores de bebidas alcohólicas que precisen de un almacenamiento externo, por no disponer de espacio suficiente o que necesiten almacenes complementarios a los suyos.

Entre los servicios que ofrece a sus clientes, destaca el almacenamiento en régimen suspensivo de Impuestos Especiales, la exención de IVA y la liquidación de Impuestos Especiales por cuenta del cliente.

También se encarga de la colocación de precintos fiscales, la gestión de existencias y el control de trazabilidad. Para completar el proceso, el operador lleva a cabo la paletización, el ‘picking‘, la preparación de pedidos, el etiquetado normativo y de marca, el embalaje y retractilado, y la expedición de las mercancías según las indicaciones del cliente.

En un depósito fiscal se suspenden los derechos arancelarios, así como los impuestos interiores, tales como el IVA, y se cobran de forma anticipada las restituciones a la exportación.

Además, se acortan los plazos de entrega al cliente final y mejoran las cuentas de la empresa, ya que los gravámenes sólo se liquidan cuando es necesario despachar. A esto hay que añadir que la política de compras mejora, puesto que se puede importar más en los momentos en que así convenga sin tener que liquidar impuestos.

Por último, es importante destacar que no se depende de la documentación de origen para poder recepcionar la mercancía, con lo que se ahorra tiempo al no tener que esperar la llegada de licencias.