En un paso más de una apuesta por el gas natural, combustible con el que trabaja desde 2014, Transordizia ha incorporado cuatro nuevas tractoras de 410 CV y un rígido Scania alimentados por GNL.

La compañía guipuzcoana, que ya en 2017 comenzó a incorporar camiones a gas natural en su flota,  cuenta con una flota compuesta por 125 unidades que de manera paulatina está renovando para pasar de usar diésel a usar gas natural licuado
Además de los motivos medioambientales, la empresa guipuzcoana de transporte también tiene motivos económicos y de fiabilidad de las unidades. Así mismo, la empresa ha optado por autoabastecerse, uno de los factores clave para ellos a la hora de incrementar el ahorro que genera el uso del GNL para operaciones de transporte, frente al gasóleo.

De igual modo, los conductores de la vasca se han adaptado con facilidad a las nuevas unidades, ya que no observan prácticamente ninguna diferencia en cuanto a su comportamiento en carretera, estiman que el repostaje de gas es un proceso rápido y los camiones de GNL presentan menos ruido que los tradicionales, con lo que ganan comodidad en la conducción.

Para Transordizia, el gas natural constituye el único combustible que puede utilizarse con garantías ahora mismo para la larga distancia y, en este mismo sentido,  puede convertirse en una alternativa frente al diésel.