Los administradores de Transordizia y de Portabask han acordado en junta extraordinaria proceder a una reordenación de las áreas de negocio de la compañía.

De este modo, tanto Transordizia como Portabask tranmiten en bloque sendas partes de su patrimonio correspondientes al transporte de mercancías y la reparación de vehículo terminado a la filial Transordizia High & Heavy.

De igual manera, la propia Transordizia High & Heavy traspasa sus participaciones en diversas empresas a una sociedad de nueva creación denominada Transordizia Logistic Group, que se constituye para la tenencia de estas participaciones.

La compañía irundarra, fundada en 1989, se dedica especialmente al transporte de vehículo terminado, especialmente de vehículos pesados y autobuses, tanto en servicios nacionales como internacionales.

Actualmente, su flota está compuesta por un total de 150 portavehículos, principalmente con remolques de las marcas FMS y Rolfo.

Además de los servicios puros de transporte de vehículo terminado, también ofrece servicios logísticos de estocaje en sus diferentes centros de consolidación en su base central de Irún, así como en sus instalaciones de la localidad alemana de Kippenheim y  en el municipio polaco de Slubice.