La nueva normativa proyectada en Hungría, de la que ya había informado cadenadesuministro.es en diciembre de 2014, por la que se hace obligatorio declarar todos los movimientos de mercancías por carretera a través del denominado mecanismo ‘Ekaer’, se pondrá en marcha finalmente el 11 de marzo, según informa la web de la Administración Nacional de Impuestos y Aduanas húngaro.

Así, el sistema electrónico ‘Ekaer’ establece la obligación de informar a las autoridades, por medio de una declaración, de todas las mercancías transportadas por carretera que sean importadas de la UE a Hungría, o exportadas de Hungría a la Unión Europea, o primera venta de productos a usuarios finales en el ámbito del comercio interno.

Por tanto, a partir de este miércoles 11 de marzo el expedidor tendrá que enfrentarse a nuevos procedimientos burocráticos, porque las empresas han de registrarse para poder presentar el informe. Posteriormente, los datos requeridos, esto es, el número de identificación Ekaer, debe ser enviado para cada entrega.

En este sentido, aunque hacer los informes es obligación de la empresa húngara, la misma depende de la cooperación del proveedor o transportista en caso de entregas transfronterizas, enfrentándose las compañías a multas de hasta el 40% del valor de la mercancía en caso de omitir estas normas.

Por todo ello, con el fin de facilitar las gestiones relacionadas con el transporte a los expedidores, y para evitar el esfuerzo burocrático adicional, Transporeon ha desarrollado una funcionalidad de comunicación directa vía interfaz entre su plataforma y Eaker, por la cual la solicitud se trasmite a esta última, el sistema procesa la solicitud y, posteriormente, envía el número de identificación vía Transporeon al sistema ERP del solicitante, para cada entrega.