Como en años anteriores, y pese a las dudas que despierta la continuidad de estas ayudas, la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado ha garantizado que este ejercicio vuelvan a existir las ayudas al abandono de la actividad del transporte por carretera.

Así pues, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha abierto plazo de un mes para repartir 9.780.000 euros entre los transportistas autónomos que quieran optar a ellas y que deberán realizar su solicitud a través de la sede electrónica del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

De esa cantidad, el Departamento distribuirá directamente un importe máximo de 9.630.000 euros repartidos entre los beneficiarios resultantes, mientras que, al mismo tiempo, se reserva un importe máximo de 150.000 euros para pagar los potenciales recursos estimatorios que pudieran interponerse contra el reparto.

Como en años anteriores, en primer lugar, se dará preferencia a quienes se les haya declarado incapacidad permanente absoluta, total o gran invalidez para el desempeño de la profesión de transportista.

Para los demás beneficiarios se elaborará una relación de posibles beneficiarios por orden descendente de edad, de tal manera que las ayudas se otorgarán a los que ocupen los primeros lugares en la relación de beneficiarios.

Por otro lado, el plazo para resolver y publicar la resolución será de seis meses a contar desde la publicación de la convocatoria, ayer, 11 de junio, en el BOE.