No hay mejor momento para dar la cara que cuando las cosas bien mal dadas y esta crisis es un ejemplo claro de est0 último.

En esta situación, la murciana El Mosca ha creado una fundación que lleva su propio nombre, Fundación el Mosca.

Esta institución nace con el objetivo principal de proporcionar asesoramiento, orientación, preparación, ayuda económica y, eventual, financiación en materia de educación a niños, jóvenes, o personas discapacitadas o en situaciones desfavorecidas o de dependencia.

Entre las principales funciones de La Fundación se encuentran la de prestar asistencia, fomentar la inclusión y promoción social mediante que podrá llevar por sus propios medios o en colaboración con otros organismos sin ánimo de lucro, independientes y que persigan la consecución del mismo fin fundacional.

Con la creación de esta Fundación, El Mosca consolida su compromiso con los colectivos más vulnerables, apostando por mejorar sus condiciones de vida y dándole acceso a becas y contribuyendo en su desarrollo.

En este ámbito, la empresa murciana impulsará la creación de becas junto con ayudas económicas en materia de educación y formación a sus beneficiarios, y la participación en programas de investigación, cooperación nacional o internacional en beneficio de personas mayores, discapacitadas, niños o jóvenes en riesgo de exclusión o en situación desfavorecida.