Traton ha completado este 31 de agosto lo absorción integral de MAN SE, tras obtener el visto bueno de los accionistas que quedaban en el fabricante y proceder a la inscripción de la operación, tal y como se había establecido con anterioridad.

De este modo, todos los títulos que aún están en manos de los accionistas minoritarios dejarán de cotizar en breve plazo, dado que se han transferido al conglomerado de vehículos comerciales e industriales perteneciente a Volkswagen a cambio de un precio fijado de antemano de 70,68 euros por acción que, según se ha informado, se hará efectivo en los próximos días.

De este modo, MAN deje de existir como entidad legal y, como resultado de esta operación, MAN Truck & Bus SE y Scania AB, en particular, se convertirán en subsidiarias directas de Traton que, de este modo, se convierte en su propietario exclusivo.

El grupo estima que como consecuencia de este movimiento y de la adecuación societaria consiguiente le permitirá contar con una estructura más eficiente, que le permitirá adoptar implementar decisiones a mayor velocidad y reducir los gastos administrativos.