En el año 2040, el parque español de vehículos todavía contará con un 50% de vehículos no enchufables. Así se refleja en el Plan de Automoción 2020-2040, que analiza las previsiones de demanda de las diferentes tecnologías, donde puede verse que el gas natural y el hidrógeno jugarán un papel muy importante.

Aunque según recoge Gasnam, se utilizará en gran medida en furgonetas, camiones ligeros y camiones pesados, será precisamente el transporte pesado el segmento en el que ambos combustibles tengan un mayor protagonismo, si bien será fundamental seguir trabajando en el desarrollo de nuevas gasineras.

Así, se estima que el 21% de las furgonetas, el 24% de los camiones ligeros y el 41% de los camiones pesados que se matriculen entonces, estarán propulsados a gas. En el caso de los vehículos pesados, hay que tener en cuenta además que hasta un 75% de los que se matriculen en España en 2040 serán de GNC, GNL o hidrógeno.

En este sentido, el hidrógeno también tendrá una cuota de mercado significativa: el 16% de las matriculaciones de furgonetas y de camiones ligeros, y el 35% de las matriculaciones de camiones pesados corresponderán a vehículos propulsados por hidrógeno.