La junta general extraordinaria y universal de accionistas de Transportes Directos Nacionales e Internacionales, así como las juntas generales extraordinarias y universales de socios de Transdina Cargo Group, Transdina Cargo Servicios Centrales, Transdina Cargo Iberia, y Transdina Cargo XXI han aprobado, por unanimidad, la escisión total de la primera empresa.

La escisión total implica la disolución sin liquidación de Transportes Directos Nacionales e Internacionales, que se extingue, así como la transmisión en bloque, por sucesión universal, de su patrimonio, que se divide en cuatro partes, a cada una de las sociedades beneficiarias, según corresponda.

De igual manera, el movimiento empresarial también implica la atribución de las nuevas participaciones sociales de las sociedades beneficiarias a los accionistas de Transportes Directos Nacionales e Internacionales, en proporción a su respectiva participación en el capital social.

La operación se desarrolla en los términos y condiciones del proyecto de escisión total suscrito el pasado 30 de junio por los administradores de la compañía y que fue debidamente depositado en el Registro Mercantil de Barcelona.

Transportes Directos Nacionales e Internacionales, fundada en 1967 como una empresa pura de transporte de mercancías por carretera, ha ido evolucionando hasta convertirse en un operador logístico integral que inició su proceso de internacionalización en 1999 y que en 2015 remodeló su marca Transabadell para pasar a ser TSB.