Según informan desde Astic, a partir del 15 de febrero de 2015, es obligatorio enviar una pre-declaración de todas las mercancías que entren por carretera en Turquía.

Esta comunicación se debe de producir al menos una hora antes de su llegada a la oficina aduanera de entrada al país. Aquellos transportistas que lleguen a la frontera sin haber realizado dicha pre-declaración, estarán sujetos a multas administrativas.

Este requerimiento concierne a cualquier transporte por carretera que entre a Turquía, independientemente del sistema de transporte utilizado.

La forma más sencilla de cumplir con este requerimiento para operadores de transporte TIR es usando la aplicación gratuita TIR-EPD de la IRU, a la que se puede acceder desde el siguiente enlace.

Antes poder empezar a usarla, es preciso comunicarlo previamente a Astic, mediante el envío de un correo electrónico, para que puedan dar de alta al interesado.