Uber está decidida a ganar un espacio propio en la actividad logística y de transporte, especialmente a través de la colaboración y adquisición de compañías del sector.

En este sentido, su filial Uber Freight ha cerrado un acuerdo para la adquisición del operador norteamericano Transplace a TPG Capital por un total de 2.250 millones de dólares, unos 1.912 millones de euros al cambio, aunque la operación queda condicionada a su aprobación definitiva por las autoridades de competencia.

La filial de carga de la plataforma digital espera que este movimiento impulse su camino hacia la rentabilidad, con la vista puesta en alcanzar el equilibrio de su Ebitda para finales de 2022.

De igual manera, la operación permitirá a Uber Freight llegar a un mayor número de clientes e impulsará su red de servicios en México.

Ambas compañías estiman que esta adquisición se produce en un momento de transformación digital para el sector logístico.

Así pues, Uber Freight aportará al operador estadounidense los medios tecnológicos para reducir los kilómetros en vacío, mejorar la eficiencia de sus servicios y aportar una mayor resiliencia a su red, así como una mayor transparencia.

La intención de la plataforma digital es mantener separadas las actividades de contratación de servicios logísticos y de transporte que lleva a cabo Uber Freight de los que ofrece Transplace hasta el momento.