A mediados de diciembre, el ‘Pure Car & Truck Carrier’ Auto Energy de la naviera UECC ha recibido el primer bunkering ‘ship-to-ship‘ de una mezcla de Gas Natural Licuado con un 10% de Biogás Líquido Renovable, BLG.

El buque Coralius, perteneciente a Gasum, ha sido el encargado de completar esta operativa en las inmediaciones del puerto de Gotemburgo, en Suecia. La compañía obtiene el BLG de residuos biodegradables de Escandinavia, incluyendo aguas residuales y desechos agrícolas.

Este combustible tiene una huella de carbono cercana a cero, mientras que las emisiones de óxidos de azufre, óxidos de nitrógeno y partículas son similares al GNL. Su introducción en la tecnología del GNL supone un paso más en la transición hacia una economía circular en la que los residuos se convertirán en un recurso útil, lo que mejorará la productividad, reduciendo el impacto medioambiental.

La naviera avanza así en sus objetivos de reducción del 40% en la intensidad de carbono para 2030, fijados por la Organización Marítima Internacional. Además, de este modo refuerza su posición en el mercado ro-ro, remarcando su apuesta por los combustibles renovables.

El hecho de poder utilizar diferentes mezclas de GNL y BLG también abre nuevas oportunidades de cara a los clientes. UECC opera actualmente dos buques PCTC dual-fuel y a finales de 2021 recibirá el primero propulsado por un sistema híbrido de baterías a GNL, al que le seguirán dos más, compatibles todos ellos con la nueva mezcla de GNL y BLG.