Buque Lïpica con 28.000 tn de coque de petróleo remolcado en la bocana del puerto de Pasajes.

Las reducidas dimensiones de la bocana y el calado máximo del puerto de Pasajes limitan el acceso de grandes buques.

El sindicato UGT ha denunciado que la Autoridad Portuaria de Pasajes está desviando tráfico de mercancías al puerto de Bilbao y ha sugerido que el objetivo de esta práctica es que la dársena vizcaína «absorba» a la guipuzcoana.

UGT ha indicado, en un comunicado, que durante la pasada semana la Autoridad Portuaria no ha permitido la entrada al puerto de un buque de 180 metros de eslora, con una carga de 12.000 toneladas de chatarra, «sin motivo que lo justifique«.

El material transportado por el buque estaba destinada a Arcelor, que «anualmente en el puerto de Pasajes mueve en torno al 60 % del tráfico portuario, unas 2.500.000 toneladas», según ha indicado UGT.

El responsable del sector portuario de UGT, José Antonio Olaizola, ha expresado su sospecha de que esta práctica responda a «motivos políticos».

UGT ha exigido a la Autoridad Portuaria que justifique ante los trabajadores del puerto estas decisiones «que tan solo parecen tener un objetivo, aplicar una política de hechos consumados para que el puerto de Bilbao absorba al de Pasajes«.