Carga aerea en Iberia

Para UGT, Iberia está apostando por una «estrategia del miedo», alimentada por sus propios colaboradores.

Tras conseguir a través de un acto de mediación que Iberia convoque a la Comisión Negociadora del XXI Convenio Colectivo el 24 de septiembre, UGT ha decidido no llevar adelante los paros previstos a partir del 30 de septiembre.

Desde el sindicato, consideran que se trata de «un absoluto ejercicio de responsabilidad«, con el que buscan el mayor beneficio para los trabajadores, pese a que siguen denunciando el «comportamiento temerario, irresponsable y de mala fe» de la aerolínea.

En su opinión, han demostrado su irresponsabilidad al suspender las negociaciones unilateralmente y dilatar la negociación, justificando además su decisión por las convocatorias de huelga, pese a ser un derecho fundamental de los trabajadores.

También denuncian que la compañía aérea ha permitido que durante 10 días planease la convocatoria de los paros, poniendo en riesgo su reputación y la confianza de sus clientes. Al mismo tiempo, quieren explicar que Iberia solamente ha convocado la Comisión Negociadora tras la amenaza del sindicato de continuar con la huelga.

En este sentido, consideran que se está apostando por una «estrategia del miedo», alimentada por los propios colaboradores de la aerolínea, pero aseguran que no van a «dejarse amedrentar«, ya que hasta ahora han sido coherentes con todas sus actuaciones.

Por último, desde la organización sindical insisten en que los trabajadores «se han ganado durante estos años el mejorar sus condiciones«, dadas las «enormes mejoras» que ha experimentado Iberia con el esfuerzo de la plantilla.