A principios de septiembre se celebró una reunión entre el comité europeo de empresa y la dirección internacional del grupo DB para acometer la deslocalización de los departamentos financieros de diferentes países a Rumanía.

Después de que Deutsche Bahn reiterara su intención de concentrar su contabilidad europea en Rumanía, desde UGT, a través del representante del grupo Transfesa en el comité europeo, se han mantenido diversos contactos con la dirección de la empresa en España con el fin de analizar la posible repercusión de esta medida en el país y buscar fórmulas orientadas a minimizar, en la mayor medida posible, cualquier impacto sobre el empleo, según ha informado el sindicato.

Dentro de este periodo de negociaciones, el pasado 23 de septiembre, UGT ha firmado un preacuerdo con la dirección de la empresa en el que esta se compromete a buscar alternativas a la deslocalización, basadas en recolocaciones, posibles jubilaciones completas y parciales.

Además, en el preacuerdo se establece la consideración de cualquier medida que garantice el empleo de los trabajadores afectados, a fin de que «el nivel de empleo en el grupo Transfesa no se vea comprometido por las medidas que viene planteando la dirección de DB», ha declarado UGT.

De esta forma, desde UGT se ha valorado muy positivamente este principio de acuerdo, que supone una muestra más de que «una buena negociación es esencial para los trabajadores» y cumple el objetivo de mantener el empleo.