Sede central de Ulma en Oñate

La actual situación de mercado de carretillas está definida por una importante caída del número de unidades vendidas, con un volumen actual que supone tan solo el 45% del mercado en 2007, y por el predominio del negocio del alquiler, que concentra hoy en día el 41% del total de operaciones.  Además la falta de financiación y una mayor competencia entre los distintos fabricantes delimitan la actual coyuntura de negocio. 

En este contexto, la empresa del Grupo Mondragón, Ulma Carretillas, especializada en la «venta, alquiler y servicio de carretillas elevadoras con soluciones en logística integral«, ha puesto en marcha un proceso de adaptación al nuevo contexto de mercado.

Con este objetivo, en estos últimos cuatro años y coincidiendo con la contracción del mercado, se han llevado a cabo inversiones por valor de 31,1 millones de euros, con el fin de diversificar sus actividades en torno al negocio de las carretillas, adaptando su organización y servicios.

Nuevos negocios 

El proceso de adaptación seguido por Ulma Carretillas pasa por una diversificación de su actividad, que le ha llevado a crear en los últimos años nuevos negocios relacionados con el sector de la carretilla.

Así se constituye Intruck, empresa dedicada  a la venta de carretillas de segunda mano a profesionales. Con sede en Alcalá de Henares, en Madrid, cuenta con un stock de aproximadamente 400 carretillas de segunda mano de diferentes tipos y marcas, con unas ventas aproximadas de 600 unidades al año.

Otra de las empresas es Centroman, constituída en 1989 también en Madrid y centrada en el alquiler y el servicio postventa, así como en la comercialización de carretillas nuevas y de segunda mano.

Fran Fernandez Cantero director comercial y de marketing de ULMA Carretillas Elevadoras

Fran Fernández Cantero director comercial y de marketing de Ulma Carretillas Elevadoras.

A estas se suman otras como Inoxtruck, especializada en el diseño, fabricación y comercialización de equipos de manutención en acero inoxidable para el sector agroalimentario y farmacéutico, entre otros. La nueva empresa centra sus esfuerzos, respectivamente, en la investigación y el desarrollo de procedimientos y aplicaciones para la regeneración de baterías industriales y la distribución y venta de recambios y consumibles para carretillas elevadoras, maquinaria de obra pública y máquinas de limpieza.

Nueva oferta de servicios

Paralelamente a este proceso de diversificación, Ulma Carretillas Elevadoras ha transformado su organización y servicios, con el fin de adaptarse mejor a las necesidades del cliente, mediante una puesta decidida por la innovación en el ámbito del servicio.

Para ello se ha desarrollado la oferta de servicios de financiación, con productos flexibles y adaptados a las necesidades de los clientes, junto con la formación en programas de mantenimiento predictivo para alargar la vida de las máquinas y mejorar la eficiencia energética.

En lo que se refiere a los servicios de financiación, a través de USM Finance, se han diseñado una gama de productos flexibles, que se adaptan a todos los requerimientos y que libera en gran parte, de compromisos contractuales a los clientes, que pueden elegir entre productos financieros hechos a su medida en variables críticas como la duración y el valor residual u otras modalidades estándar.

ULMA Carretillas Elevadoras, perteneciente al Grupo Mondragón fué constituída en 1984y cuenta actualmente con 174 empleados y una amplia cartera de clientes, como Arcelor Mittal, Azkar; DHL; Seur, Casa Tarradellas;  Fagor, Grupo Eulen; Hitachi, Michelin, Nestlé, Repsol YPF, Tubos Reunidos o Torraspapel, entre otros muchos.