El gobierno francés pretende reunirse conjuntamente con la naviera que operaba la Autopista del Mar Gijón-Nantes, LD Lines, y con los transportistas que han estado utilizando el servicio durante los cuatro años que ha estado vigente, con el fin de encontrar una solución que permita reabrir la línea, según recoge El comercio.

Después de que los gobiernos francés y español consiguiesen la aprobación por parte de Europa para conceder un año más las subvenciones de la línea, que el anterior operador no había llegado a agotar, lo cierto es que las administraciones públicas no han encontrado aún una naviera que quiera hacerse cargo de la línea.

En este contexto, el gobierno francés busca el apoyo de los transportistas para que se alcancen compromisos que propicien la viabilidad de la conexión, ya que la falta de rentabilidad fue el principal motivo que argumentaron desde LD Lines para suspender la línea.

Por tanto, la administración francesa espera que la reunión entre naviera, cargadores y transportistas se produzca durante los primeros días del próximo año, ya que un acuerdo entre las partes permitiría establecer las condiciones para que la autopista del mar pueda ser rentable durante un tiempo indefinido.

Además, es bastante probable que el nuevo servicio pueda agotar el resto de ayudas que no recibió LD Lines, algo en lo que estarían interesadas tanto administraciones como el operador, teniendo en cuenta que Europa no se opuso anteriormente a esta solicitud de los gobiernos. 

Sin embargo, de llegarse a dicho acuerdo, Francia y España deberían solicitar una prorroga nuevamente a la Comisión, ya que el plazo por el que la línea puede estar suspendida para no cancelarse completamente finaliza el próximo 18 de diciembre.

Misma operativa

El gobierno francés plantea un servicio de como el que ya estuvo operativo, es decir, de carga acompañada, ya que gran parte de la carga pesada no puede viajar sin tractora, debido a diversas razones como la imposibilidad de organizar los acarreos de semirremolques en cada país.

No obstante, cabe destacar que las mercancías más transportadas a través de la Autopista del Mar Gijón-Nantes fueron los vehículos de Renault y la pizarra de El Bierzo, y estos viajan sin conductor.