La congestión portuaria afecta a un 16% de la flota mundial de graneleros, lo que supone un total de 142 millones de toneladas de peso muerto, de los que más de un tercio se encuentra en puertos chinos.

Un informe del bróker marítimo Braemar ACM desvela estos datos, que tienen especial incidencia en China, debido, principalmente, a un nuevo aumento de los casos de Covid-19, provocado por la variante Delta de este virus, que ha provocado que las autoridades endurezcan las medidas preventivas para los buques que entren en sus aguas.

El problema está afectando a graneleros de todos los tamaños, desde los capesize hasta los handysize.

Los buques dedicados al transporte de grano, además, se han encontrado con que los silos chinos se encuentran este mes al límite de su capacidad.

Según Braemar, parece poco probable que las tensiones en la actividad portuaria provocadas por el Covid vayan a relajarse a corto plazo. Tampoco es probable que, con los silos llenos, vaya a disminuir la congestión en las cargas agrícolas.

En los buques de mayor porte, el reciente repunte de cargas de mineral de hierro puede desencadenar un incremento en el volumen de llegada de capesizes a China en las próximas semanas, haciendo que la congestión aumente, señalan desde Braemar.

Para este bróker, el mercado de los fletes de graneleros seguirá en aumento a pesar de la inestabilidad en los precios de las materias primas.