Un ataque informático a Glovo ha permitido que estén a la venta en la internet profunda datos de clientes y repartidores de la plataforma en España.

Al parecer, según informa Europa Press, a finales de abril una brecha de seguridad que la empresa actualmente está investigando ha facilitado a terceros no autorizados el acceso a los sistemas de la compañía a través de la interfaz de un antiguo panel de administración, que les ha permitido entrar en una base de datos con cuentas de clientes y repartidores.

La plataforma ha bloqueado de inmediato el acceso al sistema afectado y ha tomado medidas adicionales para proteger sus sistemas informáticos, aunque, sin embargo, según la información, los datos de usuarios y repartidores seguían a la venta en la internet profunda, con el potencial de poder modificar las contraseñas de estas cuentas afectadas.

Por otra parte, la compañía ha confirmado que no se accedió a ningún datos de tarjeta de crédito de sus clientes, ya que esta información no se almacena, y ha asegurado, además, que está investigando lo ocurrido y que se ha puesto en contacto con la Agencia Española de Protección de Datos.