El vehículo pesado de gas natural licuado de Iveco, el Stralis GNL, se ha convertido en el primer camión propulsado por este tipo de combustible en atravesar Europa. El vehículo, que cubre la ruta Madrid-Hamburgo, forma parte de la flota de la empresa vasca Transordizia, el primer operador europeo en emplear un vehículo GNL para cruzar el continente.

Hasta el momento, había realizado rutas con este tipo de combustible, pero de trayecto inferior. Es la primera ocasión en que completa la ruta hasta Alemania repostando, únicamente, en las estaciones de GNL de Madrid, Olaberría y Amberes.

El objetivo de la compañía es contar con una flota propulsada íntegramente por GNL, por lo que adquirirá más de 20 vehículos del nuevo Stralis NP con cabina Hi-Way, propulsados por un motor Cursor 9 de gas natural Euro 6 de 8,7 litros, con una potencia de 400 CV y un par máximo de 1.700 Nm.

Es el primero en su categoría que alcanza la misma potencia que su equivalente diésel y también el primero de gas natural con cambio automatizado de 12 velocidades, gracias a la transmisión Eurotronic, que garantiza un menor consumo de combustible.

Las mejoras introducidas por Iveco en el Nuevo Stralis NP contribuyen a reducir el coste total de explotación en un 3% en comparación con el modelo anterior, cuyo consumo de combustible ya era un 40% inferior al de su equivalente diésel. Además, aporta un 17% más de potencia y un 6% más de par que su mejor rival.

La adquisición de estos vehículos por parte del operador vasco será posible gracias al apoyo del Ente Vasco de la Energía (EVE), que a través del Programa de Ayudas a Inversiones en Transporte y Movilidad Eficiente 2016, promueve la utilización del GNL como combustible.