DB Schenker ha unido fuerzas con el especialista en movilidad aérea urbana, Volocopter, para el desarrollo de una nueva solución para el transporte de mercancías de manera urgente y sin emisiones.

Se trata del Volocopter, un dron de carga que acaba de ser presentado en la Conferencia Nacional de Aviación en el aeropuerto de Berlín. Funciona de forma autónoma y eléctrica, con una capacidad de hasta 200 kg y una autonomía de hasta 40 kilómetros.

Se utilizará en los casos en que el transporte terrestre convencional se encuentre con límites logísticos, de construcción o agricultura. Por ejemplo, para acceder a lugares donde sería más difícil o más lento llegar de otra manera, como islas, barcos, regiones montañosas o lugares aislados que hayan sufrido desastres naturales.

El dispositivo, que mide 9,15 metros de diámetro y 2,15 de altura, con un peso de 600 kg, también puede usarse para completar entregas dentro de las ciudades. Además, es capaz de despegar y aterrizar verticalmente.

El primer vuelo del Volodrone tuvo lugar en 2019 y, desde entonces, se han realizado pruebas regulares en varios aeródromos del sur de Alemania. Gracias a DB Schenker, inversor de Volocopter desde 2020, el dron podrá utilizarse para diferentes aplicaciones en el mundo de la logística.