puerto-tarfaya

Puerto de Tarfaya, en Marruecos

La consolidación de nuevas líneas de negocio entre Canarias y Marruecos a través del puerto de Tarfaya, que está construyendo Marruecos, es el objetivo prioritario de la misión comercial de empresarios canarios que ha viajado hasta, precisamente, Tarfaya.

Esta misión, compuesta por un total de 18 empresarios canarios, además de representantes del Cabildo y de la Cámara de Comercio de Fuerteventura, se enmarca dentro de las actividades de intercambio empresarial para sectores relacionados con el transporte y potenciales usuarios contemplada en la segunda fase del programa de actuaciones para potenciar la conectividad entre Canarias y el sur de Marruecos, Transmaca II.

La cercanía entre Fuerteventura y Tarfaya, con una distancia de apenas 95 kilómetros, se considera como un elemento clave que generará importantes oportunidades para el desarrollo económico de Canarias y Marruecos.

A esto se suma, además, que Marruecos ha registrado en los últimos diez años unos intercambios comerciales en constante aumento, fruto del creciente desarrollo industrial del país y de las sucesivas rebajas arancelarias resultantes de la aplicación de los acuerdos comerciales suscritos.

En esta línea, la construcción del puerto de Tarfaya se ha convertido en uno de los proyectos prioritarios de Marruecos en el que se hará hincapié en la reorganización y dinamización del puerto, el comercio y la línea marítima de la región.

Para poder avanzar en esta línea, los empresarios canarios tienen previsto llevar a cabo encuentros con algunas de las principales instituciones, empresarios y responsables del Centro Regional de Inversiones de la zona.

Transmaca II forma parte del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Fronteras Exteriores, Poctefex, que tiene como objetivo global mejorar la conectividad en el ámbito del transporte marítimo y aéreo entre Canarias y Marruecos para fortalecer y fomentar el intercambio comercial y de personas entre ambas regiones, y está cofinanciado al 75% por la Unión Europea a través de los fondos Feder.