CargoSmart acaba de poner en marcha una Red Mundial del negocio Marítimo, GSBN por sus siglas en inglés, con el fin de impulsar el uso de soluciones digitales compartidas. De momento, se han adherido grandes navieras, como CMA-CGM, Cosco, Hapag-Lloyd y OOCL, pero también los terminalistas Hutchison Ports, PSA International o Shanghai International Port Group, y el puerto chino de Qingdao.

Todos ellos se han comprometido a aportar los recursos necesarios para llevar a cabo los trabajos previos de esta ‘joint-venture‘, que pretende acelerar la transformación digital de la industria marítima. En un primer momento, los esfuerzos se dedicarán a la obtención de las aprobaciones regulatorias necesarias, así como las de competencia y antimonopolio.

Con una fuerte participación de navieras y terminales, su principal objetivo será incrementar la eficiencia de las operaciones marítimas en beneficio de todos los actores del sector. Todos los participantes trabajarán de manera colaborativa para impulsar la innovación tecnológica y desarrollar nuevas soluciones mediante plataformas de intercambio de datos seguras, utilizando para ello los nuevos avances en blockchain.

Esto permitirá la creación de nuevas oportunidades para todos los participantes de la cadena de suministro de forma abierta y transparente. Se espera que más empresas del sector se unan con el tiempo a la iniciativa, que pretende aportar más visibilidad y transparencia a todos los envíos.

Así, la red GSBN, que estará operativa a partir de 2020, apostará por una arquitectura de datos abierta y una mejora de la gestión de la información que comparten los diferentes actores, lo que llevará a una mejora del comercio mundial y al desarrollo del llamado Internet de la logística.