El debate sobre las condiciones laborales de los ‘riders’ de las plataformas digitales de reparto a domicilio da otro paso más con una nueva sentencia del Juzgado de lo Social número 31 de Barcelona.

El auto juidicial estima nulos los despidos de nueve repartidores de Deliveroo y condena a la empresa a pagarles los salarios pendientes, así como a indemnizarles por vulneración de derechos fundamentales en la extinción de sus contratos, de libertad sindical y de derecho a huelga.

La decisión judicial obliga al pago de 6.251 euros a cada uno de los demandantes en concepto de indemnización por vulneración de derechos fundamentales y de 3.662,66 euros en concepto de liquidación de vacaciones, con un incremento de un 10% anual, en concepto de mora.

Además, en la sentencia también se determina el cese voluntario de otro ‘rider’ demandante más.

La sentencia tiene en cuenta la existencia de una relación laboral entre la plataforma y sus ‘riders’, sobre la base de una serie de hechos como es el caso de que se realizaba una sesión formativa con instrucciones para la distribución para los nuevos repartidores.

También se han considerado otros aspectos como la influencia que tiene en la organización del trabajo el rechazo de pedidos, aunque la compañía tiene previsto recurrir un auto judicial que, en su opinión, «no refleja la forma en que la compañía colabora con los riders».