VW Polo listos para su transporte en ferrocarril

Actualmente, sólo el 6% del aprovisionamiento de la fábrica se realiza por ‘milk-run‘.

La Cátedra de Empresa impulsada por Volkswagen Navarra y la Universidad de Navarra, ha acogido la presentación de una tesis doctoral sobre la ‘Reducción de la huella de C02 mediante la optimización de las rutas de abastecimiento de materiales de largo recorrido‘.

Este proyecto, desarrollado durante dos años por trabajadores del grupo y representantes de la Universidad, ha permitido crear un algoritmo para calcular de manera más eficiente las rutas óptimas para recoger materiales de distintos proveedores de la fábrica navarra, una fórmula llamada ‘milk-run’ con la que se logra minimizar el impacto ambiental.

El uso de camiones que viajan completos consigue una reducción de emisiones mayor que la utilización de almacenes de entrega y recogida en determinadas zonas estratégicas. Las principales ventajas son la rapidez a la hora de encontrar una solución para tomar decisiones y la sencillez con la que se puede ejecutar.

Para calcular el algoritmo se han tenido en cuenta variables como el volumen semanal de piezas de cada proveedor, el número máximo de paradas que debe hacer el camión en su recorrido y una distancia límite de separación respecto de la ruta principal.

En el marco de la Cátedra de Empresa, ya se había desarrollado anteriormente otro proyecto logístico sobre las rutas internas, aunque en este caso la iniciativa llega en el momento justo para el desarrollo de una estrategia de aprovisionamiento en la delegación navarra de Volkswagen.

Actualmente cuentan con 463 proveedores y solamente el 6% del aprovisionamiento se realiza mediante ‘milk-run’, pero una vez se inicie la producción en serie de su segundo modelo, el número aumentará a 575 y este sistema supondrá el 30% del total.