autopista-del-mar-tmcd

El transporte por carretera se sube al barco.

El establecimiento de un sistema de subvenciones a los transportistas que opten por subir los camiones a las autopistas del mar en lugar de transitar por carretera, el llamado ecobono, parece convencer a todos los actores implicados en el Transporte Marítimo de Corta Distancia.

En el Ministerio de Fomento trabajan desde hace años, junto con Portugal, Italia y Francia, en el proyecto Med-Atlantic ecobonus, por el que se pretende arbitrar dicho sistema de subvenciones. Las conclusiones del estudio realizado con este fin podrían ser presentadas en una Jornada que SPC-Spain organizará en Santander en octubre.

Según ha explicado este jueves 6 de julio el presidente de SPC-Spain, Manuel Carlier, durante una Jornada organizada por la asociación para la promoción del TMCD en la sede de la CETM, el proyecto de estos países parte del «inteligente» ecobono que Italia implantó en su territorio, que permitió al SSS crecer en el país incluso en los peores años de la crisis económica. 

Carlier reconoce que, para transportistas y cargadores, el SSS es una modalidad «más compleja» que la tradicional opción de la carretera. Por ello, «como mínimo», al usuario hay que ofrecerle «los mismos tránsitos y mejores condiciones». 

Es en este punto donde las ayudas a los transportistas pueden facilitar el traslado de los camiones de las carreteras al mar. Los que defienden que se destine dinero público al ecobono argumentan que el TMCD reduce los costes externos del transporte, entre otros la contaminación y la congestión en las carreteras, y esto favorece a la economía del país en su conjunto. 

Los planes de España 

El presidente de SPC-Spain ha apuntado algunos detalles del plan de Fomento en torno al ecobono, señalados a su vez por la secretaria general de Transportes, Carmen Librero, en la última Asamblea General de Anave.

El Gobierno quiere desarrollar un sistema de ayudas que prime a aquellas líneas que, por alguna razón, puedan acreditar que tienen un mejor comportamiento ambiental. Así, «puntuarían» aspectos como el consumo de GNL como combustible o la incorporación de scrubbers.

«Parece que la filosofía será modular el porcentaje de ayudas en función de la calidad medioambiental de los buques«, ha explicado Carlier.

Las navieras lo apoyan

El apoyo del sector marítimo a esta medida no es algo nuevo y desde la asociación llevan más de una década solicitando ayudas a la demanda para el TMCD en la fachada mediterránea.

carlier-y-de-la-roza

El presidente de SPC-Spain, Manuel Carlier, y el presidente de la CETM, Ovidio De la Roza, este jueves 6 de julio en Madrid.

Para Carlier, «allí donde no hay muy pocas líneas puede tener sentido, al principio, una ayuda directa a una naviera para que implante una línea. Pero en la medida en que bastantes líneas establecidas, ayudar a unas y no a otras puede provocar una distorsión de la competencia«.

«Es preferible, por tanto, otorgar ayudas a transportistas o a operadores logísticos para subirse al barco y que ellos elijan cuáles son las líneas que más les convienen», ha insistido el presidente de SPC-Spain.

Permite eludir las medidas unilaterales 

En lo que respecta a los transportistas, es evidente que cualquier subvención será recibida con los brazos abiertos por un sector caracterizado por unos márgenes muy ajustados, sobre todo cuando el TMCD se está convirtiendo en un importante aliado de los transportistas españoles.

El presidente de la CETM, Ovidio de la Roza, y el director de Relaciones con la UE de la Confederación, José María Quijano, han coincidido este jueves en que las medidas proteccionistas implantadas por algunos Estados miembro están motivando el traslado de los camiones de las carreteras al mar.

La Euroviñeta, los salarios mínimos y la prohibición del descanso se establecen como razones de peso para subirse a los barcos. Mientras tanto, factores que pueden marcar la vuelta a la carretera, como el descenso en el precio del gasóleo, «van perdiendo importancia en favor de otras ventajas competitivas que ofrece el TMCD», ha asegurado Quijano. 

De acuerdo con el proyecto ‘Med-Atlantic ecobonus’, la viabilidad del ecobono pasa por subvenciones europeas, por lo que la Comisión Europea tendrá la última palabra sobre su implantación.