Huelga en el transporte de mercancias en Barcelona

Continúan las reacciones a las enmiendas presentadas a la LOTT por los diferentes grupos y asociaciones afectados. Así, Uniatramc, Unión de Autónomos del Transporte por Carretera y Mar vinculada al sindicato UGT, cree que las enmiendas presentadas al proyecto de LOTT «por los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados de PSOE, CiU, Izquierda Plural y Grupo mixto, e incluso UPyD, aunque este último en menor medida, amparan la práctica totalidad de propuestas de enmiendas que presentó conjuntamente con UPTA, en las reuniones que se mantuvieron con los distintos grupos parlamentarios, incluido el PP«.

En relación al Grupo Popular, pese a que la organización reconoce que ha admitido algunas de sus propuestas, como la de regular el sector del transporte ligero mediante la obligatoriedad del visado de sus autorizaciones y la extensión de la facultad de acción directa del transportista autónomo en el cobro de deudas a toda la cadena logística y a las pymes, “no ha atendido, lamentablemente, y por el momento, otras de indudable trascendencia para el colectivo que representamos”.

Entre ellas, Uniatramc destaca el mantenimiento de los requisitos de la UE a la autorización de vehículos ligeros, la limitación de la cadena de subcontratación, la revisión automática y forzosa de los precios en relación a los incrementos del carburante, el pago de portes a un máximo de 30 días o “la prohibición de tareas penosas en muelles de descarga a los conductores de vehículos pesados”.

Estas propuestas de enmiendas, “con diferentes redacciones pero semejante finalidad, han sido igualmente defendidas por otras organizaciones de carácter sectorial, lo que entendemos debiera inclinar al Grupo Popular a reconsiderar su introducción en el texto de la Ley, si no en el Congreso sí, al menos, en el debate que se desarrolle en la Cámara Alta”, apunta la organización.

Por ello, “confiamos” en que las enmiendas propuestas por Uniatramc sean incluidas en el texto definitivo de la Ley, “pues está en juego la supervivencia del sector del transporte de mercancías por carretera en nuestro país”, advierte.