Unilever mantiene con Chep, desde hace décadas, una estrecha colaboración. El nuevo acuerdo permitirá la puesta en marcha de programas conjuntos de reducción de emisiones de carbono y la mejora de su impacto medioambiental logrando beneficios para ambas compañías.

Con este fin Unilever ha incrementado en un 70% el uso de paletas Chep sustituyendo progresivamente sus flujos de paletas blancas de intercambio en Alemania, Suiza, Austria, Italia, Polonia, Hungría, Escandinavia y Rumania. Esta implementación se cerró en Marzo de este año.

En Europa Unilever es usuario del sistema pooling de Chep desde hace varios años.  Este nuevo acuerdo simplificará sus operaciones y mejorará aun más la eficiencia de su cadena de suministro. Incrementar el uso de paletas de pool, ayudará en el propósito de Unilever de duplicar sus actividades de aquí a 2020, ampliando los beneficios medioambientales y mejorando su impacto social en los mercados en los que operan.

Chep ha dado a conocer, recientemente, un estudio realizado por Intertek-RDC Enviroment, en el que se confirma que su sistema pooling de gestión de paletas tiene un impacto medioambiental  sensiblemente inferior a otros métodos alternativos, como la gestión de palets en sistema de intercambio o los envíos a fondo perdido.

De acuerdo con este estudio, la sustitución de los palets blancos por parte de Unilever, por el sistema pooling de Chep generará unos ahorros anuales de 4.700 toneladas en emisiones de dióxido de carbono, el equivalente a las emisiones del consumo eléctrico de 750 hogares en un año, además de evitar el despilfarro de 400 toneladas de madera anuales.