uasc united arab shipping portacontenedores

La naviera árabe United Arab Shipping está considerando una inversión de 700 millones para la compra de cinco de los buques Triple-E con capacidad para transportar más de 18.000 contenedores de 20 pies, 2.000 más que el Marco Polo de CMA-CGM, su rival más cercano en la actualidad.

Con esta acción, la compañía subraya su intención de convertirse en un actor de peso en la industria del transporte marítimo. Estos megabuques formarán la base de un nuevo servicio Europa-Asia organizado conjuntamente con China Shipping Container que recientemente anunció una orden de perdido de cinco buques. 

Por su parte, la naviera danesa ha encargado un total de 20 buques de este modelo a DSME y el primero está programado que se entregue el próximo mes.

La contracción del crédito y la incertidumbre provocó una pausa temporal a partir de 2007 en la nueva construcción de barcos, pero como consecuencia de los altos precios del combustible, la demanda de buques de bajo consumo de combustible ha aumentado notablemente.  

Han pasado más de cinco años y las rutas entre Europa y Asia están mostrando poco o ningún crecimiento de la demanda, mientras que los analistas del sector estiman en un 10% el exceso de la oferta como resultado de los fletes de saldo. Esta situación hace que sea difícil para las empresas para cubrir los costes fijos pesados ​de la industria y los gastos de funcionamiento

«Los 20 grandes operadores del mercado de contenedores deberán elegir entre ordenar buques similares o salir del comercio entre Europa y Asia como los pequeños, los buques de menor eficiencia en cuanto a consumo de combustible no serán capaces de competir”, dijo Lars Jensen, director ejecutivo de SeaIntel quien estima que las pérdidas acumuladas por la industria puedan estar alrededor de 7.000 millones de dólares en los últimos cuatro años.