jornada-de-trabajo-en-bruselas-con-la-asistencia-de-uno

Desde la patronal, han insistido en la necesidad de aumentar la transparencia en la financiación del Servicio Postal Universal.

La Organización Empresarial de Logística y Transporte, UNO, que representa los intereses de las paqueteras integradas en la patronal, ha solicitado ante la Comisión Europea la introducción de medidas para ajustar el «sobredimensionado ámbito del servicio postal» para que se adecúe a las necesidades reales del mercado, dado el descenso del uso del correo tradicional y el crecimiento del e-commerce.

Este fenómeno ofrece nuevas oportunidades a los consumidores, pero también desafíos regulatorios para el ámbito postal a los que se debe dar respuesta de manera rápida. Durante una reunión de trabajo para abordar las próximas políticas y regulaciones del servicio postal, los expertos de la Comisión Europea han presentado estudios sobre las necesidades de los usuarios y los servicios postales internacionales.

Así, se ha constatado el cambio que ha supuesto la llegada del e-commerce y su impacto en la reducción de los servicios tradicionales, que se están viendo sustituidos por los envíos de paquetería en la última milla.

A vueltas con el Servicio Postal Universal

Desde la patronal se insiste en la necesidad de aumentar la transparencia en la financiación del Servicio Postal Universal y concretar una metodología para el cálculo de los costes netos, para evitar que se materialicen conductas anticompetitivas financiadas con ayudas estatales.

De este modo, tal y como sostienen en UNO, se evitaría tener que adoptar decisiones como la recientemente dictada desde Bruselas, que ha ordenado a Correos reintegrar una parte sustancial de las cantidades recibidas entre 2004 y 2010 debido a una «compensación excesiva» por la prestación del servicio.