La Organización Empresarial de Logística y Transporte, UNO, ha solicitado que el gobierno Gallego incluya su Decálogo de la Distribución Urbana de Mercancías y el E-commerce en la Estrategia Logística de Galicia.

El gran crecimiento del comercio electrónico, con un ascenso del 20% respecto a los niveles anteriores a la crisis sanitaria, requiere del desarrollo de ciudades 4.0 adaptadas a los nuevos modelos de consumo.

En este sentido, la competencia de regular la movilidad corresponde a los Ayuntamientos, pero en ocasiones las empresas se ven obligadas a aplicar normativas muy distintas entre municipios vecinos.

Ahora más que nunca, las empresas analizan al máximo cualquier tipo de inversión, por lo que es preciso que las normativas de distribución de mercancías en las ciudades generen seguridad jurídica. Desde la patronal, proponen una armonización para impulsar un tipo u otro de energías alternativas, favoreciendo las inversiones en flotas sostenibles.

Sus propuestas también pasan por el aumento de capacidades de vehículos, establecimiento de una red de recarga de vehículos de energías alternativas, identificación de los vehículos de distribución urbana, mejora en la gestión y horarios de la carga y descarga, y el fomento del reparto nocturno.

Desde la Xunta, aseguran que están trabajando para promover la intermodalidad y las infraestructuras que faciliten el trabajo de los actores de transporte y logística, avanzando en iniciativas como la incorporación del Noroeste al Corredor Atlántico para la mejora de la red ferroviaria de mercancías.