envases reutilizables para productos hortofruticolas

Los aspectos técnicos, legales y de seguridad alimentaria definieron el desarrollo del encuentro sectorial en alimentación, celebrado el pasado 29 de mayo en la Fira de Barcelona y organizado por el Instituto Español del Envase y Embalaje en colaboración con Hispack y el Club Español del Packaging.

Entre las ponencias, destacó la de Montserrat Castillo, socia directora de RepaQ Packaging Consulting, que abordó el reto de cómo evaluar la migración de sustancias en los envases activos e inteligentes o en aquéllos fabricados con materiales reciclados, repasando la legislación vigente aplicable en cada caso. Asimismo, recordó los sistemas reconocidos internacionalmente para validar la calidad y seguridad alimentaria del packaging como BRC, IOPv4, IFs Pac Secure v1, FEFCO o CEPI.

Por su parte, el director técnico de Samtack, Ferran Prats, trató de la migración de adhesivos en los envases de uso alimentario, unos componentes que carecen de una normativa legal específica y que se rigen por reglamentos europeos y decretos relacionados con los materiales y objetos plásticos destinados a entrar en contacto con alimentos.

Por ello, Prats explicó el proyecto ‘Migrefilms’, desarrollado entre su empresa y la Universidad de Zaragoza, para conseguir un surtido de adhesivos para packaging alimentario totalmente seguro sin migraciones puesto que evita el uso de compuestos tóxicos.

Packaging ‘verde’ y responsable

La sostenibilidad, integrada en todo el ciclo de vida del packaging, se perfiló, también, como uno de los retos ineludibles para la industria del envase y embalaje.  De esta forma, durante la jornada se destacó la función del packaging para evitar el desperdicio de alimentos, recomendando fabricar «envases óptimos» para cada producto y apostar por el packaging sostenible, teniendo en cuenta criterios objetivos de coste y calidad.

Entre las estrategias para conseguir envases y embalajes más responsables y sostenibles, se habló de reducir el peso de los envases y el uso de materiales y energía en los procesos de fabricación; de reciclar y reutilizar; de utilizar materiales y energías renovables y repensar los envases para que tengan un menor impacto ambiental.

Ligado a este punto, se presentó los beneficios medioambientales del uso de bioplásticos derivados de materias primas renovables o biodegradables para la fabricación de packaging alimentario.

En este sentido, un investigador del Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas), Miguel Ángel Sibila, explicó uno de los proyectos que el centro está desarrollando para la producción de un polímero a base de ácido poliláctico a partir de los residuos generados por la industria de la panadería y bollería. Este bioplástico serviría para la fabricación de envases que se utilizarían en ese mismo sector.

La próxima edición del encuentr0 se celebrará del 21 al 24 de mayo de 2015 en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona, y en esta ocasión se organizarán diferentes espacios de actividades donde se mostrarán aspectos científicos, formativos, culturales, tecnológicos, económicos, comerciales y de marketing vinculados al mundo del envase, embalaje y la PLV.

Bajo la denominación ‘Pack Experience’ se pretenderá que los profesionales del sector acumulen nuevas experiencias en torno al packaging, interactuando de forma continua con expertos, técnicos y otros representantes tanto de sectores de oferta como de demanda.