Trabajador de UPS

El operador aspira a reducir el tiempo de entrega.

UPS ha ampliado sus centros de almacenaje para material sanitario en Europa, con el fin de reducir el tiempo de entrega y aumentar la visibilidad del inventario.

Se trata de instalaciones estratégicamente situadas, diseñadas para distribuir productos sensibles a la temperatura y almacenarlos de manera eficiente, de forma que las empresas trasladen la mercancía más rápido a sus clientes, a la vez que gestionan los costes de inventario, cumplen con las normativas y logran una visibilidad integral.

Gran parte del material médico se almacena habitualmente en los vehículos de los representantes comerciales locales, lo que conduce a inventarios inflados con poca o ninguna visibilidad y en condiciones de almacenamiento poco óptimas.

Con esta ampliación, el operador ha reforzado su red global, que ayuda a estos representantes a ofrecer un mejor servicio a sus clientes y conseguir una mayor eficacia. Así, su nuevo sistema de gestión de calidad incluye la monitorización de la temperatura y visibilidad de la fecha de caducidad del producto.