La estrategia de distribución de la vacuna sigue evolucionando y UPS ha querido ir un paso más allá, realizando las primeras entregas con drones en el centro médico Atrium Health Wake Forest Baptist, localizado en Winston-Salem, en Carolina del Norte.

Para estos envíos, realizados a través de la filial UPS Flight Forward, se ha utilizado un packaging específico para su uso en este tipo de aeronaves, además de baterías alcalinas y de litio, necesarias para los dispositivos utilizados para la monitorización de la temperatura.

El operador ha trabajado junto a Cold Chain Technologies en el diseño de un dron capaz de mantener la temperatura a entre 2ºC y 8ºC en todo momento. Además, este dispositivo de cero emisiones está preparado para que los paquetes sufran menos vibraciones que en el transporte terrestre.

Conviene apuntar que Atrium Health Wake Forest Baptist almacena la vacuna en sus servicios centrales de farmacia antes de transportarla a los puntos de vacunación de la zona para garantizar que se respeta en todo momento la cadena de frío y se mantiene el control de la temperatura.

El nuevo avance, que permite utilizar packs de gel en lugar de hielo seco, servirá para dar una mejor solución a los clientes del sector sanitario, incluyendo envíos relacionados con ensayos clínicos, con el sector farmacéutico o con el ámbito de la biología.