UPS espera que la mitad de los paquetes que manipulen en 2019 tengan al consumidor final como destinatario, debido al crecimiento exponencial que está teniendo el e-commerce.

Así lo ha señalado el director senior de Sostenibilidad Global de UPS, Ed Rogers, en la plataforma ‘Longitudes’, el blog oficial del operador norteamericano.

Según explica Rogers, el mercado de la paquetería avanzará hacia entregas de menor tamaño, lo que se traduce en un aumento de los kilómetros recorridos y más emisiones con respecto a la entrega B2B.

Aunque el operador está reaccionando proactivamente ante esta situación implementando sistemas y medidas más eficientes, como la renovación de flota hacia vehículos más sostenibles, desde el mismo reconocen que aún queda mucho trabajo por hacer.

Para minimizar el impacto de la logística inversa, además de medidas como su red de consignas o la solución ‘My Choice’, en el seno del operador también consideran clave establecer alianzas estratégicas con otras compañías, como Optoro y Deliv en Norteamérica, para orquestar y evaluar rutas de retorno que promuevan una cadena de suministro más circular.

Optoro es una empresa especializada en la gestión de las devoluciones del comercio minorista en Estados Unidos. Según sus datos, alrededor del 10% de todos los bienes comprados en este país son devueltos, ratio que se eleva al 30% en algunos segmentos del e-commerce.