operaciones-en-instalaciones-de-ups

El operador utiliza tecnologías avanzadas para aumentar su capacidad y eficiencia.

UPS prevé batir el récord del volumen global de entregas realizadas en la temporada de Navidad, con un incremento de más del 14% en relación al mismo periodo de 2015. Por ello, ha estado preparándose a lo largo de 2016 con la expansión de su red y la apertura de nuevas instalaciones en diferentes países, con el objetivo de flexibilizar su capacidad.

El operador dispondrá este año de dos días adicionales de entrega, el de Acción de Gracias y el de Año Nuevo, lo que supone un total de 25 días para la campaña navideña, en la que esperan superar los 700 millones de paquetes entregados a nivel mundial.

La planificación que han llevado a cabo y la colaboración con sus principales transportistas para la etapa vacacional les permiten pronosticar un récord en 13 de los 21 días antes de Navidad, cuando gestionarán más de 30 millones de envíos diarios. Esta cantidad contrasta con los 18 millones de paquetes que entrega de forma diaria fuera de la temporada alta.

Reducir el volumen de entregas en las semanas de máxima ocupación

El comercio electrónico está generando nuevas oportunidades y retos para la industria minorista, que en la campaña navideña se enfrenta a un fuerte aumento de la demanda. Por este motivo, UPS está desarrollando planes de actividad que suavicen el volumen de entregas durante las semanas de máxima ocupación.

Así, el operador está tratando de adelantar las recogidas a la semana previa a su día de máxima entrega, que para Navidad está fijada en el 19 de diciembre. Del mismo modo, llevará a cabo iniciativas de este tipo para el Black Friday en noviembre, adelantando los procesos para que los comercios puedan cumplir con sus pedidos.

Se espera que más de 30 millones de consumidores utilicen el servicio ‘My Choice‘ en el periodo vacacional para recibir alertas a través de mensajes de texto o e-mail, con el fin de conocer en qué momento ha salido su paquete del centro de distribución, pudiendo planificar cuándo y dónde recibirlo.

Esta opción permite redirigir los pedidos a un ‘Access Point’con horarios de tarde y fin de semana que se ajustan más a las agendas de los consumidores. También las devoluciones podrán gestionarse a través de estas ubicaciones.