aviones UPS

Un total de 1.821 contenedores para transporte aéreo tendrán una seguridad extra al convertirse en los primeros resistentes al fuego. La implementación de estos dispositivos unitarios de carga, ULD, por parte de la multinacional norteamericana UPS representa un hito en la historia de la aviación, que ofrece una protección sin precedentes contra los incendios intensos. La entrega de los nuevos contenedores se iniciará en el mes de septiembre y se espera que finalice a principios de 2014.

Los recipientes se han construido con un revolucionario material de panel, Macrolite, un material compuesto de plástico reforzado con fibra similar a la del material utilizado en la armadura de cuerpo balístico.

Tras las numerosas pruebas llevadas a cabo por UPS y la Administración Federal de Aviación, se ha demostrado que un ULD con paneles Macrolite puede aguantar un fuego con una temperatura máxima de 1.200 grados centígrados durante más de cuatro horas. Ese período de tiempo sería suficiente para que la tripulación de vuelo pudiera aterrizar a salvo en caso de un incendio durante el vuelo.

En conclusión, estos recipientes mejoran la seguridad, aumentan la durabilidad y son más ligeros, lo que redundará en un menor consumo de combustible.

Entre otros sistemas para mejorar la seguridad, la compañía está instalando máscaras de oxígeno de cara completa, que se pueden poner en tres segundos, para su flota aérea y que estará en funcionamiento a finales de 2014. Asimismo, el grupo ha completado la instalación del sistema de «Aseguramiento de Emergencia» (EVAS) que permite a los pilotos para ver sus instrumentos y por fuera de la ventana del frente cuando el humo está presente.