UPS logo en furgoneta y repartidor con carretilla

UPS quiere aumentar su participación en el segmento del e-commerce.

UPS ha comunicado a sus inversores su intención de invertir 2.000 millones de dólares durante los próximos cinco años en su infraestructura internacional en Europa, Asia y América.

El operador ha celebrado recientemente una conferencia de inversores para discutir sus planes de crecimiento a largo plazo, en la que ha revelado que planea invertir del 4,5% al 5% de sus ingresos anuales desde 2015 hasta 2019.

UPS ha dicho que, en el futuro, se centrará en los mercados internacionales en crecimiento  y que trabajará para aumentar la rentabilidad de sus entregas de comercio electrónico.

Su estrategia a partir de 2015 persigue incrementar los ingresos totales un 7,5% cada año y el beneficio de explotación de un 8% a un 11% anual.

En lo que respecta al mercado doméstico de Estados Unidos, UPS tiene el objetivo de aumentar sus ingresos un 5-6% anualmente hasta 2019, y los beneficios un 10,8% al año. Además, la compañía apunta a incrementar los ingresos internacionales un 6-9% por año y los beneficios internacionales entre un 9% y un 12% anualmente.

Las principales líneas de acción de la compañía se basan en la automatización y la modernización de sus servicios, la adecuación de las operaciones con las tendencias de mercado y la colaboración con el consumidor.

Mejorar la rentabilidad 

En su reunión de inversores, UPS ha expresado sus expectativas de incrementar sus ventas ‘on-line’ en un 51% de su volumen interno en Estados Unidos en 2019 y hasta un 46% este año.

La compañía ha dicho que su objetivo es hacer más rentables sus envíos de comercio electrónico aumentando la densidad de entrega a través de mejoras tecnológicas como el nuevo software de optimización de ruta ‘ORION’, utilizado ya por 22.000 conductores de UPS y cuyo despliegue completo se espera para 2006.

Otra medida que busca incrementar los envíos es la fijación del precio de los artículos en base a su volumen y a su peso.

Según el operador, también busca aumentar la rentabilidad a través de soluciones como el servicio de gestión de entrega ‘UPS My Choice’ o sus aplicaciones para teléfonos móviles. Por otra parte, el impulso de las tecnologías de planificación y optimización de rutas contribuirán a la disminución del coste de cada envío.

Según los estudios presentados por UPS a sus inversores, las economías emergentes supondrán un 75% del crecimiento total del mercado durante la próxima década. En este sentido, la compañía prevé atraer 1.000 millones de clientes de China e India de cara al año 2020.