El 23% de los ciudadanos españoles ha aumentado sus compras ‘on-line‘ durante la pandemia, una tendencia que coincide con el mercado europeo, donde las ventas por Internet al por menor se han incrementado en más de un 60% a mediados de abril.

Teniendo en cuenta este fuerte crecimiento, UPS ha lanzado su nuevo servicio Standard en sábado en España, Reino Unido, Alemania, Francia, Países Bajos, Bélgica, Italia y Polonia.

Este nuevo servicio ofrece a las empresas de todos los tamaños, y en particular a los minoristas ‘on-line‘, una opción fiable y rentable para llegar a sus clientes durante el fin de semana. Los clientes podrán realizar entregas seis días a la semana y satisfacer así la mayor demanda actual.

Aunque este tipo de entregas conllevan normalmente un recargo, el operador ofrece esta opción a igual coste que un día normal entre semana cuando el envío se dirige a uno de sus 17.000 Access Point en los mercados anteriormente citados.

Estas ubicaciones corresponden a negocios locales, como tiendas de barrio con amplios horarios de tarde y fin de semana, lo que ofrece a los clientes la flexibilidad de poder recoger sus paquetes cuando más les convenga.

El nuevo servicio complementa el servicio Express con entrega en sábado, que ahora pueden realizarse antes del mediodía. Además, permite llegar a cerca del 80% de la población en ocho mercados europeos claves para el e-commerce, gracias a las inversiones del operador para poder proporcionar conexiones más rápidas y eficientes.